jueves, abril 23, 2015

Estructura del “Discurso de Juan Goytisolo como Premio Cervantes 2014″


Discurso pronunciado en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares durante la Ceremonia de entrega del Premio Cervantes 2014, el 23 de abril de 2015.
A la llana y sin rodeos
1. Literatos vs Escritores
2. Actualidad efímera vs Modernidad atemporal
3. La modestia del hombre libre.
4. Nacionalidad cervantina.
5. Honrar las estrecheces que padeció Cervantes más bien que comercializar sus huesos.
6. La carrera teatral frustrada de Cervantes.
7. La mala suerte de “los más” en un mundo dominado por la injusticia de “los menos”.
8. Nuevos Quijotes contra los esbirros, los corruptos y los anti-emigrantes.
9. Sí a la locura quijotesca contra las injusticias presentes.
10. Hay múltiples razones para indignarse, que el escritor no puede ignorar sin traicionarse.
11. Introducir el fermento contestatario en el ámbito de la escritura.
12. Asumir la locura de don Quijote como una forma superior de cordura.
-oOo-
1. Literatos vs Escritores
En términos generales, los escritores se dividen en dos esferas o clases: la de quienes conciben su tarea como una carrera y la de quienes la viven como una adicción. El encasillado en la primera cuida de su promoción y visibilidad mediática, aspira a triunfar. El de la segunda, no. El cumplir consigo mismo le basta y si, como sucede a veces, la adicción le procura beneficios materiales, pasa de la categoría de adicto a la de camello o revendedor. Llamaré a los del primer apartado, literatos y a los del segundo, escritores a secas o más modestamente incurables aprendices de escribidor.
2. Actualidad efímera vs Modernidad atemporal
A comienzos de mi larga trayectoria, primero de literato, luego de aprendiz de escribidor, incurrí en la vanagloria de la búsqueda del éxito -atraer la luz de los focos, “ser noticia”, como dicen obscenamente los parásitos de la literatura- sin parar mientes en que, como vio muy bien Manuel Azaña, una cosa es la actualidad efímera y otra muy distinta la modernidad atemporal de las obras destinadas a perdurar pese al ostracismo que a menudo sufrieron cuando fueron escritas. La vejez de lo nuevo se reitera a lo largo del tiempo con su ilusión de frescura marchita. El dulce señuelo de la fama sería patético si no fuera simplemente absurdo. Ajena a toda manipulación y teatro de títeres, la verdadera obra de arte no tiene prisas: puede dormir durante décadas como “La regenta” o durante siglos como “La lozana andaluza”. Quienes adensaron el silencio en torno a nuestro primer escritor y lo condenaron al anonimato en el que vivía hasta la publicación del Quijote no podían imaginar siquiera que la fuerza genésica de su novela les sobreviviría y alcanzaría una dimensión sin fronteras ni épocas.
“Llevo en mí la conciencia de la derrota como un pendón de victoria”, escribe Fernando Pessoa, y coincido enteramente con él. Ser objeto de halagos por la institución literaria me lleva a dudar de mí mismo, ser persona non grata a ojos de ella me reconforta en mi conducta y labor. Desde la altura de la edad, siento la aceptación del reconocimiento como un golpe de espada en el agua, como una inútil celebración.
3. La modestia del hombre libre.
Mi condición de hombre libre conquistada a duras penas invita a la modestia. La mirada desde la periferia al centro es más lúcida que a la inversa y al evocar la lista de mis maestros condenados al exilio y silencio por los centinelas del canon nacional-católico no puedo menos que rememorar con melancolía la verdad de sus críticas y ejemplar honradez. La luz brota del subsuelo cuando menos se la espera. Como dijo con ironía Dámaso Alonso tras el logro de su laborioso rescate del hasta entonces ninguneado Góngora, ¡quién pudiera estar aún en la oposición!
4. Nacionalidad cervantina.
Mi instintiva reserva a los nacionalismos de toda índole y sus identidades totémicas, incapaces de abarcar la riqueza y diversidad de su propio contenido, me ha llevado a abrazar como un salvavidas la reivindicada por Carlos Fuentes nacionalidad cervantina. Me reconozco plenamente en ella. Cervantear es aventurarse en el territorio incierto de lo desconocido con la cabeza cubierta con un frágil yelmo-bacía. Dudar de los dogmas y supuestas verdades como puños nos ayuda a eludir el dilema que nos acecha entre la uniformidad impuesta por el fundamentalismo de la tecnociencia en el mundo globalizado de hoy y la previsible reacción violenta de las identidades religiosas o ideológicas que sienten amenazados sus credos y esencias.
5. Honrar la estrecheces que padeció Cervantes más bien que comercializar sus huesos.
En vez de empecinarse en desenterrar los pobres huesos de Cervantes y comercializarlos tal vez de cara al turismo como santas reliquias fabricadas probablemente en China, ¿no sería mejor sacar a la luz los episodios oscuros de su vida tras su rescate laborioso de Argel? ¿Cuántos lectores del Quijote conocen las estrecheces y miseria que padeció, su denegada solicitud de emigrar a América, sus negocios fracasados, estancia en la cárcel sevillana por deudas, difícil acomodo en el barrio malfamado del Rastro de Valladolid con su esposa, hija, hermana y sobrina en 1605, año de la Primera Parte de su novela, en los márgenes más promiscuos y bajos de la sociedad?
6. La carrera teatral frustrada de Cervantes.
Hace ya algún tiempo, dediqué unas páginas a los titulados “Documentos cervantinos” hasta ahora inéditos del presbítero Cristóbal Pérez Pastor, impresos en 1902 con el propósito, dice, de que “reine la verdad y desaparezcan las sombras”, obra cuya lectura me impresionó en la medida en que, pese a sus pruebas fehacientes y a otras indagaciones posteriores, la verdad no se ha impuesto fuera de un puñado de eruditos, y más de un siglo después las sombras permanecen. Sí, mientras se suceden las conferencias, homenajes, celebraciones y otros actos oficiales que engordan a la burocracia oficial y sus vientres sentados, (la expresión es de Luis Cernuda) pocos, muy pocos se esfuerzan en evocar sin anteojeras su carrera teatral frustrada, los tantos años en los que, dice en el prólogo del Quijote, “duermo en el silencio del olvido”: ese “poetón ya viejo” (más versado en desdichas que en versos) que aguarda en silencio el referendo del falible legislador que es el vulgo.
7. La mala suerte de “los más” en un mundo dominado por la injusticia de “los menos”.
Alcanzar la vejez es comprobar la vacuidad y lo ilusorio de nuestras vidas, esa “exquisita mierda de la gloria” de la que habla Gabriel García Márquez al referirse a las hazañas inútiles del coronel Aureliano Buendía y de los sufridos luchadores de Macondo. El ameno jardín en el que transcurre la existencia de los menos, no debe distraernos de la suerte de los más en un mundo en el que el portentoso progreso de las nuevas tecnologías corre parejo a la proliferación de las guerras y luchas mortíferas, el radio infinito de la injusticia, la pobreza y el hambre.
8. Nuevos Quijotes contra los esbirros, los corruptos y los anti-emigrantes.
Es empresa de los caballeros andantes, decía don Quijote, “deshacer tuertos y socorrer y acudir a los miserables” e imagino al hidalgo manchego montado a lomos de Rocinante acometiendo lanza en ristre contra los esbirros de la Santa Hermandad que proceden al desalojo de los desahuciados, contra los corruptos de la ingeniería financiera o, a Estrecho traviesa, al pie de las verjas de Ceuta y Melilla que él toma por encantados castillos con puentes levadizos y torres almenadas socorriendo a unos inmigrantes cuyo único crimen es su instinto de vida y el ansia de libertad.
9. Sí a la locura quijotesca contra las injusticias presentes.
Sí, al héroe de Cervantes y a los lectores tocados por la gracia de su novela nos resulta difícil resignarnos a la existencia de un mundo aquejado de paro, corrupción, precariedad, crecientes desigualdades sociales y exilio profesional de los jóvenes como en el que actualmente vivimos. Si ello es locura, aceptémosla. El buen Sancho encontrará siempre un refrán para defenderla.
10. Hay múltiples razones para indignarse, que el escritor no puede ignorar sin traicionarse.
El panorama a nuestro alcance es sombrío: crisis económica, crisis política, crisis social. Según las estadísticas que tengo a mano, más del 20% de los niños de nuestra Marca España vive hoy bajo el umbral de la pobreza, una cifra con todo inferior a la del nivel del paro. Las razones para indignarse son múltiples y el escritor no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo.
11. Introducir el fermento contestatario en el ámbito de la escritura.
No se trata de poner la pluma al servicio de una causa, por justa que sea, sino de introducir el fermento contestatario de ésta en el ámbito de la escritura. Encajar la trama novelesca en el molde de unas formas reiteradas hasta la saciedad condena la obra a la irrelevancia y una vez más, en la encrucijada, Cervantes nos muestra el camino. Su conciencia del tiempo “devorador y consumidor de las cosas” del que habla en el magistral capítulo IX de la Primera Parte del libro le indujo a adelantarse a él y a servirse de los géneros literarios en boga como material de derribo para construir un portentoso relato de relatos que se despliega hasta el infinito.
12. Asumir la locura de don Quijote como una forma superior de cordura.
Como dije hace ya bastantes años, la locura de Alonso Quijano trastornado por sus lecturas se contagia a su creador enloquecido por los poderes de la literatura. Volver a Cervantes y asumir la locura de su personaje como una forma superior de cordura, tal es la lección del Quijote. Al hacerlo no nos evadimos de la realidad inicua que nos rodea. Asentamos al revés los pies en ella. Digamos bien alto que podemos. Los contaminados por nuestro primer escritor no nos resignamos a la injusticia.
23.04.15 | 18:00. Archivado en El QuijoteSociogenéticaGeopolíticaLiteratura,CervantesEl Quijote

miércoles, abril 22, 2015

En el 399 aniversario del tránsito de Cervantes a mejor vida


1. Los dos últimos años de mi “Crónica hispano-flamenca cervantina”:
Miguel de Cervantes y su tiempo
Cronología razonada y circunstanciada
2. Desaparición de la familia directa de Cervantes
3. El texto cervantino que inspiró la interpretación de Gustave Doré que ilustra esta página.
-oOo-
1616
El honor en editar el primero un juego del Quijote completo lo alcanzó Huberto Antonio, publicando en Bruselas el Ingenioso caballero en 1616 y el Ingenioso hidalgo en 1617, con ligeras diferencias tipográficas, pero seriando los dos volúmenes merced a la anteposición de un Primera parte de… al título primitivo (Rico, 1998).
Cervantes concluye a comienzos de marzo “Los trabajos de Persiles y Sigismunda”, que se editarán al año siguiente.
Algunos biógrafos han creído ver en el número notoriamente decreciente de capítulos entre el libro tercero y el libro cuarto del Persiles, veintiuno y catorce respectivamente, una señal de que Cervantes intuía que era la única manera de terminar su obra antes de terminar su vida, que él sentía que se le iba escapando.
El 26 de marzo, fecha en que escribe una carta de agradecimiento por su último “favor” a uno de sus protectores, don Bernardo de Sandoval y Rojas, arzobispo de Toledo, está tan enfermo, que siente que no va a recuperarse y que su final se acerca.
El 2 de abril, sábado de Pascua, gravemente enfermo de hidropesía, profesa, siguiendo el ejemplo de su mujer, en la Orden Tercera de San Francisco. Como está demasiado enfermo para salir de casa, la ceremonia religiosa tiene que llevarse a cabo en su hogar. El 18 del mismo mes recibe los últimos sacramentos y el 19 redacta la sobrecogedora dedicatoria del Persiles al conde de Lemos, su último escrito:
«Puesto ya el pie en el estribo,
con las ansias de la muerte,
gran señor, ésta te escribo
Ayer me dieron la Extremaunción y hoy escribo ésta. El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan, y, con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir […]. Pero si está decretado que la haya de perder, cúmplase la voluntad de los cielos… Adiós gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida!»
El viernes 22 de abril, poco más de una semana después que Shakespeare, Miguel de Cervantes Saavedra fallece en Madrid, a la edad de sesenta y ocho años y siete meses. El día 25 es enterrado harto pobremente, con el tosco sayal franciscano de la Venerable Orden Tercera, en el convento de las trinitarias descalzas de la calle de Cantarranas, actualmente: de Lope de Vega.
Circunstancias
Lit. Muere Shakespeare.
Pol. La Inquisición prohíbe a Galileo enseñar.
Los españoles son expulsados del Japón.
1617
Cinco meses después de la muerte del escritor, su esposa, doña Catalina de Salazar, vendió Los trabajos de Persiles y Sigismunda a Villarroel. El libro salió a principios de 1617 de las prensas de Juan de la Cuesta, dedicado al conde de Lemos; fue reeditado cinco veces el mismo año, y pronto se tradujo al inglés y al francés. Da la impresión de que el astuto Villarroel pudo haberse quedado con los beneficios de este éxito póstumo, a pesar del contrato de venta.
Circunstancias
Lit. C. Suárez de Figueroa, El pasajero.
Nace Murillo.
Pol. Tratado de Pavía entre España y Saboya.
El catolicismo es prohibido en Suecia.
Desaparición de la familia directa de Cervantes
Su hermano Rodrigo murió en 1600, en la batalla de las Dunas de Flandes.
En 1609 murió su hermana mayor Andrea, cuya única hija, Constanza de Ovando, que acompañó al matrimonio Cervantes hasta la muerte de Miguel y luego a Catalina su mujer, murió ella misma sin hijos en 1622.
Seis meses después que Andrea, murió la única nieta de Cervantes, Isabel Sanz y, transcurridos otros tantos, su hermana menor Magdalena.
En 1626 murió su mujer, Catalina de Salazar. Por los mismos años veinte murió también su hermana Luisa, monja carmelita descalza, tres veces priora del convento de la Concepción de Alcalá, cuyo nombre de religión era Luisa de Belén. De la muerte de Juan, el benjamín de sus hermanos, no se tiene la menor noticia.
La última persona en morir de la estirpe directa conocida de Cervantes fue Isabel de Saavedra, su hija natural, que lo hizo en 1652, sin hijos que le sobrevivieran, ya que su hija única, Isabel Sanz, murió en 1609, siendo una niña pequeña.
Hasta hoy no se sabe absolutamente nada de la existencia real de un eventual hijo natural de Cervantes, presuntamente tenido en Nápoles por los años 70 de una compañera sentimental italiana, igualmente desconocida.
De este modo se extinguió sin descendencia legal directa el linaje de Cervantes.
Su testamento se perdió también, al igual que todos los originales de sus obras.
Sus propios restos mortales se perdieron igualmente, a finales del siglo XVII, por descuido de unos albañiles, que los envolvieron con los escombros de unas obras que se estaban haciendo en el convento de las trinitarias descalzas donde reposaban.
3. El texto cervantino que inspiró la interpretación de Gustave Doré que ilustra esta página.
Capítulo Cuarenta y ocho. De lo que le sucedió a don Quijote con doña Rodríguez, la dueña de la duquesa, con otros acontecimientos dignos de escritura y de memoria eterna.
1. Además estaba mohíno y malencólico el mal ferido don Quijote, vendado el rostro y señalado, no por la mano de Dios, sino por las uñas de un gato, desdichas anejas a la andante caballería. Seis días estuvo sin salir en público, en una noche de las cuales, estando despierto y desvelado pensando en sus desgracias y en el perseguimiento de Altisidora, sintió que con una llave abrían la puerta de su aposento, y luego imaginó que la enamorada doncella venía para sobresaltar su honestidad y ponerle en condición de faltar a la fee que guardar debía a su señora Dulcinea del Toboso.
El Q. II.48.1.
22.04.15 | 17:00. Archivado en El QuijoteEspañaSociogenéticaNovela

viernes, abril 10, 2015

Il est ressuscité ! Joyeuses Pâques, avec Marie-Madeleine ! ° Xabier Picaza


La nouvelle prit naissance avec Marie-Madeleine, ensuite deux amis de Jésus l’acceptèrent, Simon et le Disciple aimé, et ensuite tous les croyants, jusqu’au jour d’aujourd’hui.

→ Marie-Madeleine vit et sentit Jésus ressuscité. Elle sut qu’il vivait et bien qu’elle ne pût
le toucher à la manière traditionnelle (ne me touche pas ainsi, noli me tangere!), elle accueillit et transmit la grande nouvelle… et elle fut l’apôtre de la pâque, la première “femme” ressuscitée dans l’amour pour Jésus, pour la vie. ←
Avec cette nouvelle de Marie… je veux saluer tous les mails et lecteurs de ce blog, en partageant avec eux notre fête de Pâques, avec Simon et le Disciple aimé.
Pour cela, je reprends l’évangile, non seulement le texte qu’on a lu à la messe du dimanche, mais aussi les versets qui suivent (Jn, 11-18). Cette scène est sans doute la plus belle des scènes bibliques de Pâques, avec Marie la première de tous les croyants. Elle continue à être, avec Simon Pierre et le Disciple aimé de Jésus, un signe précieux de l’humanité pascale.
Début du texte
Ceci est la nouveauté la plus haute de Pâques : la Sagesse et le salut de Dieu semblent s’être cachés dans un cadavre. Sur le jardin du vieux monde, ils ont enterré Jésus. Marie le cherche passionnément, parce que l’amour vrai est inséparable du cadavre, de l’histoire, de l’ami mort. A y bien penser, son action peut s’appeler une folie :
Marie était devant le sépulcre, en pleurs.
Alors qu’elle pleurait, elle s’inclina pour regarder le monument
et vit deux anges, vêtus de blanc,
l’un près de la tête et l’autre près des pieds,
là où avait été couché le corps de Jésus.
Ils lui dirent : Femme, pourquoi pleures-tu ?
Elle leur dit : ils ont emmené mon seigneur et je ne sais pas où ils l’ont mis.
En disant cela, elle se retourna
et vit Jésus debout, et elle ne sut pas que c’était Jésus.
Jésus lui dit : Femme, pourquoi pleures-tu ? Qui cherches-tu ?
Elle, pensant que c’était le jardinier, lui dit :
Seigneur, si tu l’as emmené, dis-moi où tu l’as mis et je le prendrai (Jn 20, 10-15).
C’est le début d’une conversation prodigieuse où circulent et culminent tous les motifs de l’histoire humaine. Cette femme n’a pas besoin d’une théorie d’illumination intérieure : elle veut un cadavre, elle cherche le corps de son ami assassiné.
→ De cette façon, elle brise les schémas de la gnose spiritualisante. Elle ne veut pas d’un monde construit sur des cadavres qui se cachent. On ne répond pas par des théories au mystère de l’ami mort. ←
Sur le jardin de ce monde, qui a pu au début être présenté comme un paradis (cf. Gen 2), il semble que seul peut fleurir l’arbre de la mort. Le nouvel Adam jardinier sera au fond un gardien de cadavres, un embaumeur. Elle, Marie, semble accepter ce destin, mais elle veut le cadavre de son ami mort.
Elle ne veut pas qu’on le manipule, elle ne veut pas qu’on le cache. Certains ont dit qu’elle était folle, mais elle l’est comme les grands amants de l’histoire : comme Jeanne, reine de Castille, qui pleurait à travers la campagne, en suivant en deuil le cortège funèbre de son mari mort (je viens de revenir de Tordesillas, là-bas je me suis souvenu d’elle)…, comme tellement d’hommes et de femmes qui se souviennent de l’être aimé et qui restent figés pour toujours dans l’attitude de pleurer.
→ Elle a besoin du cadavre : elle ne veut pas qu’on le cache, qu’on le dissimule, pour que tout continue comme avant. ←
Un monde qui cache ses cadavres
→ Nous sommes dans un monde qui veut cacher ses cadavres… Les enterrer, les mettre à l’écart, les nier : que personne ne se souvienne d’eux, que personne ne sache que nous (les riches, les favorisés) vivons sur les cadavres de milliers et millions de “crucifiés”, morts et enterrés (sans que personne ne se souvienne de leur cadavre). ←
Nous avons besoin de cacher les cadavres, de jeter sur eux plus de terre, une pierre plus grande, pour ainsi “laver” nos mains et être tranquilles. Or, contrairement à cela, Marie a besoin de pleurer l’ami mort, de maintenir le souvenir de son cadavre. Cet amour est un amour qui dure, un amour qui entretient le souvenir, qui ne veut pas oublier les amis morts.
Humainement parlant, le geste de Madeleine semble une folie : il n’est pas permis de retirer un cadavre du tombeau et de l’emmener à la maison ou de le déposer sur la place, pour que tous voient celui qu’on a tué; il n’est pas possible de conserver de cette façon le souvenir d’un mort… L’histoire des vainqueurs avance sur l’oubli des assassinés (à qui on peut élever un beau monument funéraire pour mieux les oublier).
On ne peut pas arrêter la mort, mais beaucoup ont voulu le faire, de diverses manières, mais toujours pour mieux oublier, pour transformer les morts en un rappel de notre propre pouvoir. Dans cette ligne, les pharaons d’Egypte et d’autres grands magnats de l’histoire ont souhaité garder leur cadavre ou le cadavre des membres de leur famille dans d’immenses pyramides, pour ainsi se montrer supérieurs et s’imposer au reste des hommes. Sur la tombe des grands héros morts se construisent les empires…
Mais cette femme ne veut pas construire une pyramide sur le grand Cadavre, comme on le faisait en Egypte, elle n’essaie pas de prendre le contrôle sur les autres au moyen de la mort. Elle prétend quelque chose de plus simple et de plus profond : conserver l’amour pour son ami mort, maintenir la mémoire de sa vie. Pour cela, elle a besoin de son cadavre, pour pleurer pour lui, pour sentir le pouvoir de la mort et pour prolonger sa vie (la forme de vie du mort). Elle ne veut s’imposer sur personne; il lui suffit d’aimer, mais elle a besoin du signe de son aimé mort, son cadavre.
→ Nous pouvons dire que Marie est folle, mais folle d’amour, folle en faveur de la vie. C’est seulement là où quelqu’un aime Jésus que l’expérience de Pâques est possible. Certainement, Jésus était vivant et vrai à l’intérieur de cette femme. Mais la vérité qu’elle détient et désire garder (un cadavre) va se révéler une source et un principe de révélation beaucoup plus profonde. Elle gardera Jésus d’une autre manière. ←
Dialogue d’amour, résurrection
Je viens, comme je l’ai dit, de Tordesillas, où Jeanne, la Grande Reine de Castille, a vécu pour pleurer son Mari Mort (un beau Philippe).
Or, Marie et Jésus de sont déjà rencontrés d’une certaine manière. Le jardinier lui a demandé, elle lui a dit son amour, dans le jardin de la mort, à côté du tombeau vide. Mais la vraie rencontre commence quand le jardinier, Seigneur du nouveau jardin de la Vie, prend la parole et appelle la femme, en disant son nom :
– Jésus dit : Marie !
– Elle se retourna et dit en hébreu
Rabboni ! (mon maître !)
– Jésus lui dit : Ne me touche plus,
Je ne suis pas encore monté chez le Père.
Va chez mes frères et dis-leur :
Je monte chez mon Père et votre Père, chez mon Dieu et votre Dieu.
– Marie-Madeleine alla et annonça aux disciples :
J’ai vu le Seigneur et il m’a dit ces choses ! (Jn 20, 16-20).
Marie cherchait l’ami dans la mort, c’est-à-dire à la fin d’un chemin qui avait commencé au jardin du paradis : il ne restait pas d’arbre de vie, il y avait seulement un tronc sec de mort.
→ Elle cherchait là l’amour d’un mort, mais Jésus lui a répondu en lui offrant la vie et l’amour de Celui qui est vivant, en l’appelant par son nom : Marie. De cette façon, dans un geste de conversation personnelle, a culminé l’expérience de Pâques. ←
Seul celui qui écoute Jésus quand il l’appelle d’une manière personnelle sait vraiment qu’il existe la vie, qu’il y a une résurrection. Tout le reste est présupposé ou conséquence.
→ La résurrection est au fond rencontre personnelle d’amour, découverte de Jésus qui s’est élevé de la mort et qui nous dit, en nous appelant intimement par notre nom : vis, je suis avec toi, sois toi-même ! ←
09.04.15 | 19:30. Archivado en ReligionesPro justitia et libertateTeología

viernes, marzo 06, 2015

Emigrante cautivo del Banco Santander


 

El instrumento del cautiverio es la cartilla de ahorros de un Emigrante residente en Bélgica.
El caso es real en todos sus detalles, pero si lo publico abstrayendo el nombre y los apellidos del « Cautivo » es porque considero que la seriedad del caso consiste más en su valor emblemático que en la circunstancialidad concreta de su protagonista.
→ Me temo que muchos otros emigrantes españoles se encuentren en el mismo caso que él. Esto explicaría que el Banco Santander tenga en Alemania un servicio de hostigamiento que se ocupa de estos desgraciados desde la dirección postal: Deutsche Post-Postfach 2003. ←
-oOo-
Imagen: Símbolo de la campaña "Banco Santander sin armas" en la Junta de Accionistas del Banco de Santander 2013 celebrada el pasado 22 de marzo en el Palacio de Exposiciones de Santander para denunciar que el Banco de Santander continúa con su política de invertir en industria armamentística y en otras inversiones reprobables desde un punto de vista ético.
-oOo-
Movimiento del 31.12.2001-30.06.2002: Se le notifica al Emigrante que sus intereses no serán remunerados.
Movimiento del 30.06.2002-31.12.2002: Último servicio prestado al Emigrante, con un saldo acreedor de 472,81 € con fecha del 25-09-02, equivalencia en pesetas 78669.
El banco Santander deja al Emigrante sin ningún instrumento bancario que le permita emplear el saldo de su cuenta desde el extranjero: ni tarjeta, ni cheques, ni documentos de transferencia bancaria.
Lo cual no impide al banco cargarle dos veces al año todos los gastos vinculados con el funcionamiento de una cuenta normalmente provista de estos instrumentos bancarios.
El Emigrante protesta, pero se desatiende su deseo de recuperar el saldo acreedor y de clausurar su cuenta.
Sin obtener autorización del Emigrante, el Banco Santander se cobra los servicios no prestados, tomando de su libreta de ahorro las cantidades arbitrariamente facturadas. Lo hace así durante doce años.
Cuando el Banco Santander ha agotado la totalidad del saldo acreedor de 472,81 €, le envía al Emigrante una reclamación de posición deudora, con fecha del 27-10-2014, recordándole que su cuenta de ahorro presenta, salvo error, una situación irregular de 15,00 EUROS. Curiosamente el sobre de la Deutsche Post-Postfach 2003, que contiene esta reclamación, contiene también una hoja de acompañamiento con el texto: « Le adjuntamos la siguiente documentación », cuya fecha impresa es el 08-11-2014.
Sumamente extrañado por este envío germánico, que llegó a las manos del Emigrante con sumo retraso, éste se sorprende aún más al recibir el 20-12-2014 un nuevo envío, expedido por la misma Postfach 2003, cuyo contenido es un pliego de amenaza, fechado el 11 de diciembre de 2014. En él se dice:
« Le notificamos que si en un plazo de 5 días desde la fecha de recepción de esta carta, no ha contactado con nosotros para acordar una solución de pago, nos veremos en la obligación de iniciar los trámites legales pertinentes encaminados al cobro de la deuda y a su inclusión en ficheros de morosidad ».
Esta carta, sin nombre de su autor, tiene una rúbrica que hace pensar en una letra E mayúscula impresa, a cuyo pie se lee, en tres líneas: Departamento de Recobro / BANCO SANTANDER, S.A. / Por Poderes
Al no obtener respuesta telefónica de la sede española del Banco Santander de su cuenta cautiva, el Emigrante decide enviar 15,00 EUROS a esta cuenta, el 21-12-14, señalando con la frase « Descubierto inexplicable » su desacuerdo con el Banco y con su manera de actuar.
Al día siguiente el Emigrante entra en contacto telefónico con el Departamento de Recobro, sito en Madrid, para explicarle el comportamiento anómalo del Banco. La persona que atiende al Emigrante constata la llegada de la transferencia de los 15,00 EUROS a la cuenta cautiva y le garantiza que puede estar tranquilo, ya que la sucursal se pondrá en comunicación con él para solventar su caso.
Por lo visto no hay sintonía entre el Departamento de Recobro del Banco Santander, sito en Madrid, y sus sucursales provinciales, porque en un sobre de la Deutsche Post-Postfach 2003, el Emigrante recibe dos documentos. El primero, fechado el 22-12-2014, acusa la transferencia recibida de los 15,00 EUROS. El segundo, fechado el 31-12-2014, le comunica una nueva « reclamación de posición deudora o vencida », esta vez por 26,96 EUROS, debido a los gastos producidos. Curiosamente el sobre de la Deutsche Post-Postfach 2003, que contiene esta nueva reclamación, contiene también una hoja de acompañamiento con el texto: « Le adjuntamos la siguiente documentación », cuya fecha impresa es el: 16-01-2015.
La segunda amenaza, fechada en Madrid, el 05 de enero de 2015, le llega al Emigrante a su domicilio belga el 21-01-2015. Aunque no contiene nombre de su autor, ni firma, ni rúbrica, lleva al pie del texto, en dos líneas, la autoría del : Departamento de Recobro / BANCO SANTANDER, S.A., es decir: del servicio que lo había tranquilizado telefónicamente el 22-12-14. El tenor del texto amenazante es el siguiente:
« Si en el plazo de 3 días, desde la fecha de recepción de esta carta, no se ha regularizado la totalidad de la deuda impagada, nos veremos en la obligación de remitir su expediente a nuestros Servicios Jurídicos, quienes procederán a la reclamación por vía judicial por incumplimiento de sus obligaciones de pago. »
La tercera amenaza le llega al Emigrante en un sobre procedente de nuevo de la Deutsche Post-Postfach 2003. Está fechada el 23 de febrero de 2015. Llega al domicilio del Emigrante el 02-03-2015. No contiene nombre de su autor, ni firma, ni rúbrica, sólo lleva al pie del texto en una línea la autoría del: BANCO SANTANDER, S.A. El tenor de su texto amenazante es el siguiente:
«en caso de no regularizar sus posiciones en el plazo máximo de 48 horas desde la recepción de la presente, nos veremos obligados a dar traslado de su expediente a nuestros Servicios Jurídicos para el estudio de las acciones legales que sean pertinentes dirigidas a la reclamación judicial de la deuda que mantiene con esta entidad. »
El Emigrante se dirige hoy al Defensor del Cliente del BANCO SANTANDER, S.A. para que le sean devueltos los 472,81 € de la cuenta cautiva que mantiene contra su voluntad este banco y que le sean abonados los intereses que la misma entidad le ha suspendido desde el Movimiento del 30.06.2002-31.12.2002, es decir: desde hace ya doce años y dos meses.
05.03.15 | 18:50. Archivado en EuropaEspañaÉticaPro justitia et libertate

viernes, febrero 27, 2015

La ciudadanía Europea como compromiso


«Me uno a aquellos que rechazan el aislamiento nacionalista y optan por ejercer con responsabilidad nuestra condición de ciudadanos europeos»
RAFAEL ARENAS GARCÍA
→ "la Unión Europea es un espacio en el que las políticas han de estar orientadas a conseguir una sociedad más justa, rica y solidaria. Para eso se creó la Unión y los ciudadanos tenemos la obligación de reivindicar la vuelta a sus valores fundacionales." ←
...
La Unión Europea es un instrumento para la participación de los ciudadanos europeos en el gobierno de la sociedad y de la economía. La integración económica mundial que se acrecienta desde hace veinte años ha sido causa de la disociación entre el ámbito de las relaciones económicas y sociales (todo el planeta) y el poder público.
→ Ante la ausencia de un gobierno mundial, solamente los Estados y organizaciones internacionales tienen la capacidad de dotarnos de un gobierno democrático; y entre estas organizaciones la Unión Europea juega un papel destacado, siendo la primera economía del mundo y un actor que no puede ser obviado en la regulación de la globalización. ←
...
Es preciso, por tanto, que asumamos la responsabilidad que supone ejercer la ciudadanía europea y que nos demos cuenta de las posibilidades que nos ofrece.
→ Frente a las dificultades que plantea la globalización, nuestra condición de ciudadanos nos dota de herramientas para conseguir un mundo más justo, solidario y sostenible. ←
...
Quienes optan por defender el aislamiento y alaban las virtudes de los países pequeños frecuentemente ponen como ejemplos de prosperidad aquellos que la consiguen a base de extraer recursos de otros en la jungla global. Frente a la responsabilidad por construir un mundo más justo para todos, la patética ilusión injusta de pensar que se podrá prosperar a cargo de la pobreza de otros, en un mundo en el que todos dependemos de todos.
→ Me uno a aquellos que rechazan este aislamiento y optan por ejercer con responsabilidad nuestra condición de ciudadanos europeos. ←
Frente al «sálvese quien pueda» reivindico que solamente podremos conseguir un mundo más justo para nuestros hijos y nietos si permanecemos juntos, si no renunciamos al proyecto europeo.
Es por esto que me siento orgulloso de formar parte de Sociedad Civil Catalana, una entidad que lucha por que los catalanes sigamos siendo parte de ese proyecto solidario que es Europa...
...
-oOo-
La ciudadanía Europea como compromiso
RAFAEL ARENAS GARCÍA
Europa es un proyecto solidario. «La Unión fomentará la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros» (artículo 3.3 del Tratado de la Unión Europea). «La Unión y los Estados miembros (…) tendrán como objetivo el fomento del empleo, la mejora de las condiciones de vida y de trabajo, a fin de conseguir su equiparación por la vía del progreso, una protección social adecuada, el diálogo social, el desarrollo de los recursos humanos para conseguir un nivel de empleo elevado y duradero y la lucha contra las exclusiones (artículo 151.1 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea»).
No lo digo yo, lo dicen los textos fundamentales de la Unión Europea. Se hace preciso actualmente reproducirlos en su literalidad porque de otra forma la pretensión de que la Unión Europea es un instrumento para la justicia, la solidaridad y el progreso de todos, incluidos los trabajadores, podría sonar a sarcasmo. No lo es en absoluto, la Unión Europea es un espacio en el que las políticas han de estar orientadas a conseguir una sociedad más justa, rica y solidaria. Para eso se creó la Unión y los ciudadanos tenemos la obligación de reivindicar la vuelta a sus valores fundacionales.
Esta no es una reivindicación que ha de realizarse en abstracto, sino que se concreta en el diálogo con las formaciones políticas que nos representan tanto en los parlamentos nacionales como en el Parlamento Europeo, porque son dichas formaciones políticas las que ejercen el enorme poder del que goza una organización como la Unión Europea. A través de ellas todos tenemos la capacidad de incidir en el funcionamiento de uno de los escasos agentes públicos que realmente influyen en el mundo global. La Unión no es una entidad secreta que gestiona oscuros poderes, sino una organización basada en principios democráticos que es gobernada por personas designadas directa o indirectamente por los ciudadanos, de ahí nuestra responsabilidad.
La Unión Europea es un instrumento para la participación de los ciudadanos europeos en el gobierno de la sociedad y de la economía. La integración económica mundial que se acrecienta desde hace veinte años ha sido causa de la disociación entre el ámbito de las relaciones económicas y sociales (todo el planeta) y el poder público. Ante la ausencia de un gobierno mundial, solamente los Estados y organizaciones internacionales tienen la capacidad de dotarnos de un gobierno democrático; y entre estas organizaciones la Unión Europea juega un papel destacado, siendo la primera economía del mundo y un actor que no puede ser obviado en la regulación de la globalización. A través de ella los ciudadanos europeos podemos alzar nuestra voz en relación a los problemas y desafíos de la sociedad del siglo XXI. Es por esto que Europa ha de ser vista no solamente como un proyecto para los europeos, sino también como un agente en un mundo que ya ha alcanzado la integración económica y en la que todas las sociedades, países y economías se encuentran estrechamente vinculados.
Es preciso, por tanto, que asumamos la responsabilidad que supone ejercer la ciudadanía europea y que nos demos cuenta de las posibilidades que nos ofrece. Frente a las dificultades que plantea la globalización, nuestra condición de ciudadanos nos dota de herramientas para conseguir un mundo más justo, solidario y sostenible.
No todos comparten este planteamiento, sin embargo. Ante los desafíos que plantea la globalización la tentación de encerrarse en sí mismo, aislarse y pensar que en pequeñas comunidades será más fácil hallar soluciones a los problemas que nos afectan parece haber calado en algunos sectores. El nacionalismo ha vuelto y hay que reconocer que ha vuelto con fuerza. En algunos países, como en Francia, unido a planteamientos xenófobos y a la propuesta explícita de destruir la UE. En otros en forma de tensiones secesionistas que conducirían al aislamiento y a la formación de pequeños Estados sin capacidad real de contribuir a la regulación de la globalización.
No es una disyuntiva baladí. Quienes optan por defender el aislamiento y alaban las virtudes de los países pequeños frecuentemente ponen como ejemplos de prosperidad aquellos que la consiguen a base de extraer recursos de otros en la jungla global. Frente a la responsabilidad por construir un mundo más justo para todos, la ilusión de pensar que se podrá prosperar a cargo de la pobreza de otros en un mundo en el que todos dependemos de todos.
Me uno a aquellos que rechazan este aislamiento y optan por ejercer con responsabilidad nuestra condición de ciudadanos europeos. Frente al «sálvese quien pueda» reivindico que solamente podremos conseguir un mundo más justo para nuestros hijos y nietos si permanecemos juntos, si no renunciamos al proyecto europeo.
Es por esto que me siento orgulloso de formar parte de Sociedad Civil Catalana, una entidad que lucha por que los catalanes sigamos siendo parte de ese proyecto solidario que es Europa; y agradezco que este esfuerzo haya sido reconocido con la concesión de un premio que se identifica plenamente con el espíritu que nos une: el premio ciudadano europeo que concede el Parlamento Europeo y que será entregado en la sede del Parlamento el martes 25.
-oOo-
RAFAEL ARENAS GARCÍA ES CATEDRÁTICO DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BARCELONA Y MIEMBRO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE SOCIEDAD CIVIL CATALANA.
Fuente: RAFAEL ARENAS GARCÍA, La ciudadanía Europea como compromiso
Fundación para la libertad – 25/02/15.
-oOo-

27.02.15 | 14:43. Archivado en EuropaEspañaSociogenéticaPro justitia et libertateGeopolítica

La citoyenneté européenne comme engagement


 

"Je m'unis à ceux qui refusent l'isolement nationaliste et choisissent d'exercer en toute responsabilité notre condition de citoyens européens"
La citoyenneté européenne comme engagement
RAFAEL ARENAS GARCÍA
L'Europe est un projet solidaire. "L'Union promeut la cohésion économique, sociale et territoriale, et la solidarité entre les États membres." (article 3.3. du Traité sur l'Union européenne). "L'Union et les États membres (…) ont pour objectifs la promotion de l'emploi, l'amélioration des conditions de vie et de travail, permettant leur égalisation dans le progrès, une protection sociale adéquate, le dialogue social, le développement des ressources humaines permettant un niveau d'emploi élevé et durable et la lutte contre les exclusions." (article 151.1. du Traité sur le Fonctionnement de l'Union européenne).
Ce n'est pas moi qui le dis, ce sont les textes fondamentaux de l'Union européenne. Il est nécessaire aujourd'hui de les reprendre littéralement parce que, sans cela, l'affirmation que l'Union européenne est un instrument pour la justice, la solidarité et le progrès de tous, y compris des travailleurs, pourrait sembler sarcastique. Ce n'est pas du tout le cas, l'Union européenne est un espace dans lequel les politiques doivent être orientées vers la réalisation d'une société plus juste, plus riche et plus solidaire. C'est pour cela qu'on a créé l'Union et nous, les citoyens, nous avons l'obligation de revendiquer le retour aux valeurs de sa fondation.
Cette revendication ne doit pas se réaliser abstraitement, mais elle se concrétise dans le dialogue avec les formations politiques qui nous représentent aussi bien dans les parlements nationaux que dans le Parlement européen, parce que ce sont ces formations politiques qui exercent l'énorme pouvoir dont jouit une organisation comme l'Union européenne. A travers elles, nous avons tous la capacité d'avoir une incidence sur le fonctionnement d'un des rares agents publics qui ont une réelle influence sur le monde global. L'Union n'est pas une entité secrète qui gère d'obscurs pouvoirs, mais une organisation basée sur des principes démocratiques qui est gouvernée par des personnes désignées directement ou indirectement par les citoyens, et de là notre responsabilité.
L'Union européenne est un instrument pour la participation des citoyens européens au gouvernement de la société et de l'économie. L'intégration économique mondiale qui s'accélère depuis vingt ans a provoqué la dissociation entre le monde des relations économiques et sociales (toute la planète) et le pouvoir public. Devant l'absence d'un gouvernement mondial, seuls les Etats et les organisations internationales ont la capacité de nous doter d'un gouvernement démocratique; et parmi ces organisations l'Union européenne joue un rôle remarquable, étant la première économie du monde et un acteur incontournable dans la régulation de la globalisation. A travers elle, nous, citoyens européens, pouvons faire entendre notre voix en relation avec les problèmes et défis de la société du XXIème siècle. Voilà pourquoi l'Europe doit être considérée non seulement comme un projet pour les européens mais aussi comme un acteur dans un monde qui a déjà atteint l'intégration économique et dans lequel toutes les sociétés, tous les pays et toutes les économies sont étroitement liés.
Il est donc nécessaire que nous assumions la responsabilité que suppose l'exercice de la citoyenneté européenne et que nous nous rendions compte des possibilités qu'elle nous offre. Face aux difficultés que pose la globalisation, notre condition de citoyens nous donne des outils pour obtenir un monde plus juste, plus solidaire et plus durable.
Tout le monde ne partage pas cette vision, cependant. Devant les défis que lance la globalisation, certains secteurs cèdent à la tentation de s'enfermer sur soi-même, de s'isoler et de penser qu'il sera plus facile, dans de petites communautés, de trouver des solutions aux problèmes qui nous affectent. Le nationalisme est de retour et il faut reconnaître que c'est un retour en force. Dans certains pays, comme en France, il s'allie à des visions xénophobes et au projet explicite de détruire l'UE. Dans d'autres, il prend la forme de tensions sécessionnistes qui conduiront à l'isolement et à la formation de petits Etats sans capacité réelle de contribuer à la régulation de la globalisation.
Ce n'est pas un choix mineur. Ceux qui optent pour la défense de l'isolement et louent les avantages des petits pays donnent fréquemment comme exemples de prospérité ceux qui l'atteignent en exploitant les ressources d'autres dans la jungle globale. En face de la responsabilité de construire un monde plus juste pour tous, l'illusion de penser qu'on pourra prospérer au prix de la pauvreté d'autres, dans un monde dans lequel tous dépendent de tous.
Je m'unis à ceux qui rejettent cet isolement et optent pour l'exercice responsable de notre condition de citoyens européens. En face du "sauve qui peut", je revendique le fait que nous ne pourrons obtenir un monde plus juste pour nos enfants et petits-enfants que si nous restons justes, si nous ne renonçons pas au projet européen.
Voilà pourquoi je me sens fier de faire partie de la Société civile catalane, une entité qui lutte pour que les Catalans continuent à faire partie de ce projet solidaire qu'est l'Europe; et je suis reconnaissant du fait que cet effort ait été reconnu par l'attribution d'un prix qui s'identifie pleinement à l'esprit qui nous unit : le prix citoyen européen que concède le Parlement européen et qui sera remis au siège du Parlement ce mardi 25.
RAFAEL ARENAS GARCÍA EST PROFESSEUR ORDINAIRE DE DROIT DE L'UNIVERSITÉ AUTONOME DE BARCELONE ET MEMBRE DE L'ASSEMBLEE DIRIGEANTE DE LA SOCIÉTÉ CIVILE CATALANE
Source : Fundación para la libertad, 25/02/15
-oOo-
26.02.15 | 20:34. Archivado en EuropaEspañaSociogenéticaÉticaPro justitia et libertateGeopolítica